Triana Abad


  • La celebración de la MAU se ha cerrado, de nuevo, con el espectacular resultado que los artistas en este número, han dejado plasmado en las fachadas de las calles de Coria del Río.

La MAU, acrónimo de Muestra de Arte Urbano y que recibe el nombre de Hipólito Viana, en homenaje a un artista coriano fallecido por una dura enfermedad, pretende dejar constancia de la importancia del arte en la localidad ribereña y así se constata en los dibujos de los artistas que cada año vienen a participar en esta muestra, y siempre, con la premisa de dibujar la esencia y la idiosincrasia del pueblo. De esta forma, como viéramos en la entrega anterior, donde podemos apreciar en alguna de las paredes del municipio, el típico carro de venta de hielo que recorría las calles, a Rogelio Sosa “la zurda de Caoba” o el trabajo tan recurrente de esta zona de pescadores, que zurcen una red de pesca, volvemos a disfrutar del arte en la calle.

En esta ocasión, los regalos visuales que se perciben en las calles, han venido a dejarnos una geisha hecha en collage, con fotos de archivo de gente del pueblo, realizada por Pedro Oliva (Puebla del Río), el plato típico por excelencia y una de las recetas más realizadas por los habitantes de Coria del Río, como son “los Albures a la lata”, pintada por Noé Peiró (Gandía) o al peculiar “Honbre del aro”, pintado por Triana Sánchez (Sevilla) y escrito con su errata histórica, ya que así reza el cartel que este vecino, tiene colgado en la puerta de su casa.

Pedro Oliva


Noé Peiró


Triana Sánchez


Raquel Suero (Coria del Río) y Pedro Almeida (Sevilla) son los artistas que cierran el elenco de esta II Muestra de Arte Urbano "Hipólito Viana". Por su parte, Pedro, ha deleitado a todo aquel que se ha acercado a ver su trabajo, un gran mural con un paisaje de la orilla del Guadalquivir y Raquel Suero, la artista local, con una pintura que entona un toque melancólico de lo que en otro tiempo fueron los trabajos locales, ahora desaparecidos. Una fotografía ajada, y que pretende ser cosida, para mantenerse en el tiempo, a través del recuerdo,

Pedro Almeida


Raquel Suero


Hipólito Viana


Pintor hiperrealista que hacía dudar de la pintura y que asombraba a todos los que tuvieron la suerte de acercarse a sus cuadros, no sin ganas de descolgar los zapatos o tomar una de las rosas. Hipólito fue artista y profesor, pero sobre todo, una persona muy querida por sus vecinos de Coria del Río. Amigo de sus amigos, padre y al que la vida le regaló poder abrazar a su nieto, antes de partir. Persona risueña y con un gran sentido del humor, los artistas y compañeros, no han querido dejar pasar la ocasión de hacerle este homenaje, bautizando a la MAU con su nombre, Hipólito Viana.

Fue el autor del retrato como rector de Juan Manuel Suárez Japón y que ahora cuelga en la galería electoral de la UNIA y el mismo, lo define como "que él no era consciente de su propia grandeza como pintor".


#NOSVEMOSENLACALLE

 
 
 
 
Correo
Llamada
Instagram
LinkedIn